Georginio Wijnaldum ha quedado con una sensación de labor cumplida tras la reciente seguidilla de siete partidos en 23 días que jugó el Liverpool

El empate sin goles del domingo ante el Manchester City puso fin a un agitado calendario de compromisos de los Reds entre septiembre y octubre.

Choques ante el Tottenham Hotspur, Paris Saint-Germain, Southampton, Chelsea (dos veces), Napoli y el City pusieron a prueba el talento y resistencia del conjunto de Jürgen Klopp.

Según Wijnaldum, el balance es positivo para un Liverpool que sigue invicto en la Premier League y que logró un valioso triunfo ante el PSG en la Champions League.

“Fue realmente intenso, ya sabíamos cómo iba a ser”, dijo el volante holandés, titular en seis de estos siete partidos.

“Tratamos de prepararnos lo mejor posible para este período porque tienes que estar fresco, lleno de confianza y con confianza”.

“Si disputas muchos partidos, significa que estás jugando por algo: Champions League, las copas y la Premier League. Cada equipo de la Premier League quiere eso, pero sólo unos pocos pueden hacerlo. Tenemos que disfrutarlo”.

“Ya sabíamos lo que teníamos que hacer si queríamos competir y ganar algo. La temporada pasada el City sólo perdió dos partidos y tuvo unos pocos empates”.

“Hemos comenzado bien la temporada, pero tenemos que asegurarnos de mantener este nivel hasta el final… Esto tiene que seguir igual”.