Por primera vez en su historia, la Selección de Croacia es finalista de una Copa del Mundo tras vencer 2-1 en tiempo extra a Inglaterra.

Dejan Lovren jugó los 90 minutos, más los 30 del alargue que se decidió con un gol de Mario Mandzukic a los 109'. 

Kieran Trippier abrió la cuenta para los ingleses - que contaron con Jordan Henderson hasta el minuto 97 - recién a los cinco minutos con un tanto de tiro libre. 

Ivan Perisic lo igualó 1-1 para el combinado ajedrezado a los 68', forzando una prórroga que terminaron ganando los de Zlatko Dalic. 

Trent Alexander-Arnold vio todo el encuentro del miércoles en el Luzhniki Stadium desde el banco de suplentes. 

Lovren y Croacia se medirán a Francia en la gran final del domingo, mientras que Inglaterra y Bélgica se disputarán el tercer lugar un día antes.