Dejan Lovren considera un privilegio la oportunidad de enfrentar a Lionel Messi en el Argentina-Croacia de esta noche en la Copa del Mundo.

El defensor del Liverpool jugó los 90 minutos en el debut ganador (2-0) de los ajedrezados ante Nigeria y está lleno de confianza de cara al segundo choque del Grupo D.

En vez de sentir presión, Lovren aseguró estar viviendo un sueño al disputar este tipo de partidos.

“Sabemos cómo enfrentar a los equipos grandes, no les tememos”, dijo el zaguero, consciente de los problemas que tuvieron los albicelestes en el empate 1-1 ante Islandia en la primera fecha. 

“Ellos tienen posiblemente el mejor jugador del mundo en Messi, pero Islandia ya ha demostrado cómo marcarlo”.

“Obviamente, para mí es un honor enfrentarlo. En la final de la Champions League, jugué contra Cristiano Ronaldo y hace dos semanas fue Neymar. Ahora me toca Messi”.

“Desde niño soñaba con hacer esto”.