Ya sea dentro o fuera de la cancha, el fútbol nunca se detiene para Rhian Brewster.

A pesar de sufrir una lesión de tobillo en enero, la joven estrella de la Sub-23 del Liverpool aseguró que está aprovechando su tiempo de inactividad para ver la mayor cantidad de partidos posibles y estudiar a otros jugadores - sobre todo Roberto Firmino, delantero brasileño del primer equipo de los Reds.

“Nunca apago el switch. Me gusta ver los partidos, ver lo que me estoy perdiendo. Me dan aún más ganas de volver a jugar”, dijo el delantero de 17 años en entrevista con Goal.com.

“Estar lesionado te da la oportunidad de reflexionar sobre los jugadores que juegan en tu misma posición. Piensas en posibles maneras de mejorar. Tienes que hacer todo lo posible por llegar lo más alto posible, así que debes aprovechar cualquier ventaja”.

“La gente de la Academia me invita a ver los partidos, pero me gusta ir solo. Me gusta ver a Firmino y los demás jugadores. Quiero ser el mejor jugador posible, y si eso implica estudiar a otros jugadores, lo hago”.

Justo al momento de lesionarse, Brewster atravesaba una gran temporada con la Sub-23 del Liverpool pocos meses después de consagrarse como máximo goleador y campeón del Mundial Sub-17 con la Selección de Inglaterra.

Así las cosas, el joven artillero está con la motivación a tope para regresar lo antes posible y dejar una buena impresión en el técnico Jürgen Klopp.

“Tienes que dejar tu huella”, dijo Brewster. “Tienes que aprovechar tu oportunidad”.

“Ahora mi esperanza es volver a jugar con regularidad para poder jugar al más alto nivel para club y selección. Quiero jugar el próximo Mundial, o incluso la próxima Eurocopa. Aspiro a eso, a ser el mejor jugador posible”.