El volante del Liverpool Marko Grujic fue suplente el sábado en la goleada 5-1 que Serbia le propinó a Bolivia en su último amistoso de cara al Mundial de Rusia.

Con hat-trick de Aleksander Mitrovica y un gol cada uno de Adem Llajic y Branislav Ivanovic, el conjunto de Mladen Krstajic cerró su etapa preparatoria para la cita mundialista con broche de oro.

Grujic ingresó al minuto 63, reemplazando a Sergej Milinkovic-Savic.

Serbia debutará en el Mundial el próximo domingo, 17 de junio ante Costa Rica.