La lesion de hombro sufrida por Mohamed Salah en la final de la Champions League es “grave”, ha confirmado Jürgen Klopp.

El atacante egipcio no pudo continuar tras un chocar con Sergio Ramos y abandonó la cancha del Estadio Olímpico de Kiev a los 30 minutos de juego.

“Es una lesión grave, una lesión realmente grave”, reveló Klopp después de la derrota 3-1 ante el Real Madrid.

“Le están sacando radiografías en un hospital. Es en la clavícula o el mismo hombro. La cosa no pinta bien”.