A pocas horas de disputar la gran final de la Champions League ante el Real Madrid, cinco jugadores del Liverpool revelan los momentos que más los marcaron durante el torneo.

Virgil van Dijk

“En el partido en casa ante el Manchester City, los aficionados nos dieron un impulso extra camino al estadio. Hice la misma preparación de siempre y después me relajé un poco. El público ya gritaba mientras hacíamos el calentamiento previo”.

“El partido comenzó: hicimos el primer gol, el segundo, el tercero - fue increíble. Fue un gran alivio pero también fue una sensación increíble. ¡Me cansé de tanto correr a celebrar los goles con mis compañeros! Fue fantástico y los aficionados nos animaron durante todo el partido”.

“Esa noche fue muy, muy importante para nuestra campaña de Champions League… Por la atmósfera - el ruido y el público - no pude dormir esa noche. Seguía despierto y estaba lleno de adrenalina”.

Mohamed Salah

“Ante el City, cuando le cedí el balón a Sadio [Mané], yo pensaba que iba a encarar al arco. Cuando vi que él me devolvía el balón, quería driblear al arquero. Vi a Sadio al lado, pero sabía que [Nicolás] Otamendi se iría al piso, por lo que decidí rematar de vaselina”.

“Le piqué el balón e inmediatamente me di cuenta que iba a entrar. Giré mi cabeza y corrí hacia el público. Las emociones, celebrado con todos mis compañeros, fueron increíbles. Mi celebración fue natural. Anoté el gol y quería hacerlo de esa forma. Es la primera vez en mi vida que no sonreí después de marcar un gol. Fue algo natural”.

Andy Robertson

“Sin dudas, el hecho de enfrentar y vencer al Manchester City exactamente cinco años después de bajar a tercera división con el Queen’s Park fue algo especial. No arrancamos bien el partido, nos pusimos en desventaja y empezaron a cundir los nervios. Estoy seguro que todos en casa en Liverpool sentían lo mismo”.

“Después, ver a Mo marcar ese gol - y saber que ese gol nos metía en semifinales -  fue una sensación increíble. Tras el partido, hubo un momento especial entre los jugadores y la afición, celebramos el pase a semifinales juntos. Es un momento que quedará con nosotros para siempre”.

Georginio Wijnaldum

“Me puse tan feliz después de marcar ese gol ante la Roma - ¡por fin había marcado un gol fuera de casa! También estaba feliz celebrando el gol con [Andreas] Kornmayer porque trabajamos muy duro juntos en el gimnasio para que yo sea un jugador más fuerte”.

“Cada vez que él me decía, ‘Vas a marcar un gol’, yo no lo hacía. Dejó de decirlo un rato y antes del partido ante la Roma volvió a decirlo. Me dijo, ‘Créeme, vas a marcar un gol’. Estaba tan feliz cuando sucedió”.



Trent Alexander-Arnold

“Una vez terminado el partido en Roma, con la clasificación a la final de la Champions League ya asegurada. Con Ben [Woodburn] queríamos celebrar con los miles de aficionados que viajaron al Estadio Olímpico”.

“He visto los videos [de los festejos] desde las gradas. Son increíbles… espero que el sábado se repita”.