Rhian Brewster impulsó la remontada y goleada 5-2 con que la Selección de Inglaterra derrotó a España para coronarse campeón del Mundial Sub-17.

Un doblete de Sergio Gómez dio lo que parecía una cómoda ventaja a La Roja, pero el delantero del Liverpool acortó distancias con un cabezazo poco antes del descanso.

Ya en la segunda mitad, los Jóvenes Leones tomaron control definitivo del encuentro con tantos de Morgan Gibbs-White, Phil Foden (2) y Marc Guehi.

Además de ganar el título, Brewster se consagró como el máximo goleador del torneo con ocho dianas.