El 3-0 que el Liverpool le propinó al Bournemouth el pasado sábado en Anfield dejó muy buenas sensaciones - y grandes números.

A continuación, presentamos cinco datos que (seguramente) no sabías del último triunfo de los Reds.

300

El tanto de Roberto Firmino fue el gol 300 de los Reds en la era de Jürgen Klopp.

En sus 148 partidos con el técnico alemán, quien asumió su cargo en octubre de 2015, el LFC tiene un promedio de 2,03 goles por partido - la mejor cifra que cualquier otro entrenador durante los últimos 15 años.

La mejor ofensa es una buena defensa

Todos hablan del ataque arrollador de los Reds, pero la retaguardia del equipo también es merecedor de alabanzas.

El Bournemouth registró sólo un remate a portería ante un Liverpool que dejó su arco invicto por 15ta vez esta temporada en la Premier League - cifra que sólo es superada por el Manchester United, con 16.

Mané hace historia

Al anotar la apertura de la cuenta, Sadio Mané se convirtió en el máximo goleador senegalés de la historia de la Premier League, con 44 tantos.

Gini, el maestro de los pases

El seleccionado holandés, quien jugó al lado de Alex Oxlaide-Chamberlain y Jordan Henderson en el mediocampo de los Reds, completó el 100 por ciento de sus 42 pases - 21 de ellos llegando en la mitad de cancha rival y cuatro de ellos derivando en ocasiones de gol para sus compañeros.

Otro gol de Mo

Mohamed Salah volvió a hacerse de las suyas ante el Bournemouth, marcando su gol número 40 en todas las competencias esta temporada.

El fenómeno egipcio alcanzó esta cifra en 45 partidos - un nuevo récord para el Liverpool. La marca anterior, de George Allan (40 goles después de 49 partidos en 1897) duró más de un siglo.

Sus 30 goles en la Premier League lo tienen como máximo artillero de la liga, con una ventaja de cinco tantos sobre Harry Kane. Además, lidera a Lionel Messi en la batalla por la Bota de Oro de Europa.