Jürgen Klopp reveló que el cuerpo médico del Liverpool deberá observar a Dejan Lovren, quien abandonó el triunfo 3-0 del sábado ante el Bournemouth con una aparente lesión.

El defensor croata salió reemplazado por Ragnar Klavan a siete minutos del final del partido, aunque el DT dijo que es demasiado prematuro hacer un diagnóstico al jugador.

“Yo no vi el golpe. Me encantaría que fuera producto de un golpe, y no un esguince o una rotura. No tengo idea lo que le pasa”, dijo Klopp.

“Sintió algo pero no he conversado con él, sólo vi que estaba cojeando”.

“Espero que no sea grave, pero en este momento no puedo decir nada más al respecto”.