Ragnar Klavan tiene la inusual distinción de ser uno de los pocos jugadores del Liverpool en recibir críticas públicas de parte de Jürgen Klopp.

¿La queja del entrenador alemán?

“Podría tener más confianza con sus habilidades. Es el único problema que tiene en realidad… no sabe lo bueno que realmente es”.

Es una característica que siempre ha definido al zaguero estonio de 32 años, aunque a estas alturas de su carrera, ya lo tiene asumido.

“Creo que ya no sería Ragnar Klavan si dejara de ser honesto conmigo mismo”, dijo el jugador en entrevista con Liverpoolfc.com.

“Siempre ha tenido problemas en ese sentido, a lo mejor soy demasiado tímido”.

Por tímido que sea, Klavan no jamás ha dudado de sus capacidades futbolísticas.

“Siempre he creído en mí mismo… Al jubilarme, quiero estar conforme y saber que siempre me entregué al máximo".

Esta confianza le permitió al defensor dar el gran salto de su carrera a los 30 años, pasando del Augsburgo al Liverpool previa a la temporada 2016-17.

“Seguí trabajando y tuve la oportunidad maravillosa de venir a este club”.

Y con su característica serenidad, Klavan explica su situación actual en los Reds.

“Este es un gran club. Nadie - primero que nada por la intensidad de la Premier League, segundo por los compromisos en Europea y las copas  domésticas - juega todos los partidos”.

“Nunca me desespero si soy suplente o si no juego porque la competencia es muy alta y se necesita un gran plantel”.

“Sólo tienes que seguir trabajando”.