La última contratación del verano del Liverpool, Alex Oxlade-Chamberlain ya es toda una figura en su nuevo equipo.

Tras varios meses de adaptación, el seleccionado inglés de a poco se fue acostumbrado al esquema de Jürgen Klopp hasta convertirse en jugador fundamental para el DT alemán.

 

Prueba de ello es el golazo que anotó el pasado domingo para abrir la ruta hacia el triunfo 4-3 de los Reds ante el puntero Manchester City.

 

Según su compañero de equipo Joe Gómez, todos en el equipo sabían que Oxlade-Chamberlain iba a ser un gran éxito en Merseyside.

“Se ha integrado muy bien al equipo - muchos de los jugadores lo conocían de la Selección de Inglaterra. Es un gran personaje y un tipo muy positivo para el equipo”, dijo Gómez de Ox.

 

“Era sólo una cuestión de tiempo para que se convirtiera en pieza importante del equipo”.

 

A juicio de Gómez, las razones son claras.

 

“Es un muy, muy buen jugador - y puede jugar en muchas posiciones. No es sólo un mediocampista o un atacante, es muy versátil”. 

 

“No quieres enfrentarlo en ninguna de esas posiciones. Es tan poderoso, su velocidad y su fuerza son una amenaza constante”.

 

“El hecho de que sea tan rápido y tan fuerte al mismo tiempo habilidoso con el balón demuestra el tipo de jugador que es”.