Jürgen Klopp recibió a los medios de comunicación por primera vez desde la salida de Philippe Coutinho, quien fue tema obligado de la rueda de prensa del viernes previa al duelo ante el Manchester City.

El ahora ex jugador del Liverpool fichó por el Barcelona esta semana en un discutido traspaso que no dejó indiferente a nadie, sobre todo al interior del conjunto Red.

Según Klopp, tanto él como los dirigentes del club agotaron todos los recursos para evitar este desenlace.

“No había otra alternativa… el club hizo todo lo posible por convencer a Phil para que se quedara. Pero ya todos lo saben - era su sueño jugar por el Barcelona. Había que aceptarlo”.

“Podríamos haber dicho, ‘aquí está tu contrato y estás obligado a quedarte.’ Pero, ¿tiene sentido hacer eso?… Era claro que no había posibilidades de hacerlo. Él ya no estaba dispuesto a quedarse”.

“Hizo un trabajo fantástico en la primera mitad de la temporada… pero se acabó, la situación no daba para más, así que tomamos la decisión [de dejarlo partir]”.

Al ser preguntado si el Liverpool buscará un reemplazante de Coutinho durante el mercado de invierno, Klopp fue tajante.

“Si hacemos algo tiene que ser la decisión correcta, no hace falta reemplazarlo… ya hemos demostrado que podemos jugar un fútbol fantástico sin Phil. No lo digo para faltarle el respeto porque realmente me caía bien”.

“Tenemos que seguir adelante sin él”.

“Me cae bien Phil, es un jugador fantástico y se portó muy bien acá… Pero quería irse, así son las cosas”.

Al mismo tiempo, Klopp no descartó por completo sumar refuerzos al equipo.

“Hasta el 31 de enero pueden pasar muchas cosas, pero no tengo nada que decir al respeto”.