El Liverpool Football Club está profundamente entristecido por la muerte del ex arquero Tommy Lawrence a los 77 años de edad.

El meta escocés, apodado cariñosamente “El Cerdo Volador” por su habilidad para hacer atajadas espectaculares a pesar de su tamaño, fue jugador clave de los legendarios equipos de Bill Shankly a comienzos de la década de los 60.

Si bien sus compañeros ofensivos normalmente eran el foco de atención, Lawrence se destacaba por sus grandes habilidades bajo los tres palos que lo convirtieron en pieza casi inamovible del equipo durante casi una década.

Tommy fichó por el Liverpool en 1957 a los 17 años, aunque tuvo que esperar mucho tiempo para que llegara su oportunidad.

Esta finalmente llegó en octubre de 1962, en una derrota 1-0 ante el West Bromwich Albion, y a partir de ese partido, Lawrence fue el indiscutido arquero titular de los Reds durante los siguiente ocho años.

El gran porte del escocés no le impidieron realizar atajadas acrobáticas y espectaculares, ni salir jugando con los pies - una característica típica de los porteros modernos.

Su talento era igualado por su consistencia. Lawrence se perdió sólo cuatro partidos de liga entre 1963 y 1963.

Tras ganar el campeonato de liga en 1963-64, el portero ayudó al Liverpool a levantar la FA Cup al año siguiente y también repetir como campeón en 1965-66.


Durante la campaña 1968-69, Lawrence recibió apenas 24 goles, un entonces récord de la liga inglesa.

A comienzos de los 70, Tommy cedió su puesto al emergente Ray Clemence, eventualmente fichando por el Tranmere Rovers en 1971 - tras jugar 390 partidos y ganar tres títulos para convertirse en uno de los guardametas más populares y respetados de la historia del LFC.

Lawrence jugó 80 partidos de liga con Rovers antes de retirarse del fútbol con el club Chorley.

Los pensamientos de todos en el club están con la familia y los amigos de Tommy durante este momento triste.