Jürgen Klopp celebró la goleada 7-0 que el Liverpool le propinó al Spartak de Moscú para clasificar a octavos de final de la Champions League, aunque negó que haya sido un triunfo “fácil”.

Philippe Coutinho se matriculó con un hat-trick y Sadio Mané un doblete, mientras que Roberto Firmino y Mohamed Salah también anotaron goles en la gran victoria del miércoles en Anfield, donde los Reds pasaron a la siguiente ronda del torneo como líderes del Grupo E.

A pesar del abultado marcador, el DT alemán aseguró que su equipo tuvo que exigirse a fondo para sacar adelante el resultado.

“No fue fácil. Estaba con mis asistentes cuando íbamos arriba 6-0, y nos miramos y nos preguntamos, ‘¿cómo pasó esto?’”

“Tuvimos que jugar a un gran nivel para ganar, y lo hicimos”.

Al mismo tiempo, Klopp reconoció la amplia superioridad del Liverpool.

“Obviamente fuimos el mejor equipo esta noche, pero no fue por la falta de calidad del rival - el Moscú es un equipo realmente fuerte”.

Según Klopp, la actuación del miércoles demostró una vez más el gran nivel futbolístico que venía mostrando el Liverpool a lo largo del torneo.

“Todos los partidos han sido un reflejo de nuestra calidad. También marcamos siete goles en casa del Maribor, que esta noche en el mismo lugar empató con el Sevilla, que obviamente es un gran club”.

Aún así, Klopp advirtió que los Reds no la tendrán fácil en la siguiente fase.

“Los equipos que pasan a octavos de final de la Champions League siempre son fuertes, pero este año es muy especial. Uno no siempre tiene la posibilidad de quedar emparejado con el Bayern Munich o el Real Madrid después de ganar el grupo. Ni hablar de la Juventus”.