Con un Philippe Coutinho y un Sadio Mané en plan grande, el Liverpool goleó 7-0 al Spartak de Moscú para clasificar de manera contundente a octavos de final de la Champions League como puntero del Grupo E.

El astro brasileño se lució con su primer hat-trick para los Reds, que también contaron un doblete de gran factura del atacante senegalés y tantos adicionales de Roberto Firmino y Mohamed Salah para cerrar la fase de grupos a lo grande para el deleite de su público en Anfield.

El Liverpool necesitó menos de 20 minutos para resolver la eliminatoria, dando el primer golpe recién a los 4’ con un penal de Coutinho - tras falta de Dzhikiya sobre Salah.

El mismo carioca volvió a festejar al minuto 15, finalizando una gran serie de toques con un disparo cruzado que venció la estirada de Selikhov.

Después, a los 19’, llegó el turno de Firmino, atacante que estaba en el lugar perfecto para aprovechar un rebote que dejó un remate de Sadio Mané para marcar el tercero de los Reds.

Fue un primer tiempo casi perfecto para los hombres de Jürgen Klopp - salvo por la lesión de Alberto Moreno, quien abandonó el partido entre lágrimas cuando salió reemplazado por James Milner.

Los dueños de casa continuaron su dominio en el complemento, con Mané sumándose a la fiesta a los 47’ con un golazo de tijera a centro de Milner.

Tres minutos después, Coutinho firmó su triplete al sacar un disparo que se desvió en un rival y se fue a descansar al fondo de la malla. 

Mané volvió a lucir su pegada a los 76', definiendo casi de espaldas al arco un centro a la olla del suplente Daniel Sturridge. 

Y sobre el final, Salah tuvo su premio a la insistencia al inscribir su nombre al marcador - un 7-0 lapidario que mete miedo a los posibles rivales del Liverpool en octavos.