Jürgen Klopp aseguró sentirse “muy bien” tras ir al hospital esta semana como medida de precaución y agradeció la atención que le brindó el centro médico NHS de Liverpool.

El DT alemán se perdió el entrenamiento del miércoles, pero volvió a Melwood al día siguiente para continuar con las preparaciones para el partido del sábado ante el Southampton.

Y en la víspera del encuentro en Anfield, Klopp habló de su improvisada visita al hospital.

“Me siento realmente bien. En realidad, tengo 50 años y a lo mejor debo empezar a acostumbrarme a esto. Ya he ido dos veces al hospital en Inglaterra y diga lo que diga la gente, ¡el [servicio de salud] NHS no es tan malo!”

“Debo agradecer a muchas personas, no porque haya pasado algo grave, sino porque me trataron realmente bien”.

“No hay nada que decir al respecto - no estoy enfermo. ¡Es una buena noticia, diría!”