Jordan Henderson disfrutó como pocos los 45 minutos que jugó el miércoles ante Tranmere Rovers en el debut del Liverpool en la pretemporada 2017-18.

Más allá del triunfo 4-0, el capitán de los Reds resaltó la importancia de disputar su primer partido de fútbol desde que sufrió una lesión de pie en febrero.

Casi seis meses después, Henderson ya se siente nuevamente parte del equipo.

“Fue lindo volver a pisar el campo de juego y vestir la camiseta frente a un público”.

“Llevaba mucho tiempo esperando este momento, todo el verano en realidad. Así que es bueno estar nuevamente en la cancha con mis compañeros”.

La victoria en el Prenton Park es sólo el primer paso para Henderson y compañía.

“La pretemporada es muy importante para todos nosotros después de estar de vacaciones. Lo hemos hecho muy bien en los entrenamientos y en este partido. Es un buen comienzo para nosotros”.