Representantes de las Leyendas del Liverpool y Real Madrid se reunieron en Anfield este lunes para anticipar lo que será el duelo del 25 de marzo entre ambos equipos en este mismo estadio.

Dos años después del Corazón Classic en el Santiago Bernabéu, las viejas estrellas de estos dos históricos clubes volverán a verse las caras - esta vez para generar fondos para la Fundación LFC.

Los precios de las entradas del partido son de £20 para adultos y £5 para menores de edad, y saldrán a la venta para los abonados y socios del club el martes, 6 de diciembre a las 11 a.m. (Reino Unido). El público en general podrá comprar boletos a partir del viernes, 9 de diciembre a las 11 a.m. Para más información, haz clic aquí.

A continuación, presentamos las declaraciones más destacadas de Robbie Fowler y Ian Rush - en nombre de las Leyendas del Liverpool - y sus rivales y colegas Emilio Butragueno, Roberto Carlos y Ricardo Gallego.

Robbie Fowler:

Es una noticia brillante. Fuimos [a Madrid] el año pasado y lo pasamos muy bien… Ya no somos jugadores, así que cualquier oportunidad que tengamos para volver a vestir la camiseta y correr en la cancha es fantástica.

Ian Rush:

Se trata de [generar fondos para] la Fundación… Es fantástico ver no sólo a las Leyendas del Liverpool, sino también las Leyendas del Real Madrid. Son increíbles. Hay muchos jóvenes que seguramente no han visto a estos jugadores, pero es cosa de buscarlos en Google para ver lo buenos que eran.

Emilio Butragueño:

Primero que nada, queremos decir que estamos dichosos de estar en uno de los templos del fútbol… Por supuesto que daremos lo mejor de nosotros para ayudar a la Fundación y para armar el mejor equipo posible, con el objetivo de ofrecer un espectáculo maravilloso para todos.

Roberto Carlos:

Es un gran honor para nosotros, este es un estadio histórico. Las veces que jugué aquí, me impresionaron la afición y la atmósfera - el apoyo generado por esa atmósfera vibrante en el estadio. Así que estamos con muchas ganas de venir y jugar aquí.

Ricardo Gallego:

Lamentablemente, nunca tuve la oportunidad de jugar en este estadio - aunque perdí ante ustedes en Paris [en la final de la Copa de Europa de 1981]. Afortunadamente, Roberto estuvo más tarde en el lado ganador de la historia. Sin embargo, tengo una conexión especial con el club, en el sentido que estudié con Rafa Benítez, así que me recibieron con los brazos abiertos aquí en Anfield.